“La credencial APR cumple 50 años en 2014, y dada su importancia para la PRSA y para la profesión de relaciones públicas, creemos que es el momento justo para trabajar junto al Consejo de Acreditación Universal (UAB) para explorar el potencial de APR e identificar posibles forma de mejora”, dijo al site Bulldog Reporter el presidente y CEO de la PRSA, Mickey G. Nall. Abandonar la Acreditación, remarcó Nall, no es una opción que la PRSA considera.

Para ayudar con el proyecto, la PRSA contrató al Grupo de Funcionamiento Organizacional (OPG), una consultora de desarrollo organizacional de Hamden, Connecticut. OPG utilizará una variedad de herramientas ─incluyendo discusiones con voluntarios clave y líderes de personal, análisis de datos, encuestas, entrevistas, focus groups, estudios por comparación y meta-análisis─ para explorar las percepciones de los distintos públicos interesados sobre las fortalezas y las debilidades de la actual credencial APR, los pros y los contras de mantener la credencial, servicios esperados por los poseedores de la credencial, sugerencias para mejoras y estrategias para apoyar la acreditación y difundirla entre los miembros de la PRSA y empleadores del sector.

La PRSA presentará un informe formal de recomendaciones para realzar la acreditación ante la UAB en agosto, y en su Asamblea de Liderazgo en la reunión anual de la entidad en octubre.